Es más fácil prevenir que tratar la trombosis venosa profunda.  Algunas medidas útiles son:

  • Toma las medicinas prescritas por tu médico Si vas a ser sometido a cierto tipo de cirugía, como cirugía ortopédica, tu médico probablemente te indique medicamentos que licúen la sangre. 
  • Consulta con tu médico cualquier cambio de medicamentos Algunos medicamentos pueden haber sido prescritos para alterar la coagulación de la sangre.  Con frecuencia, estas medicinas necesitan ser modificadas. 
  • Algunos alimentos pueden interferir con los anticoagulantes Si estás tomando el anticoagulante coumadin, hay alimentos que proveen vitamina K que puede afectar sus efectos: vegetales de hojas verdes y aceites de canola y soya. 
  • Ejercita los músculos de la pantorrilla Cada vez que puedas, levántate y camina.  Permanecer mucho tiempo de pies o sentado ocasiona que la sangre se retenga en las venas de las extremidades y predispone a formación de coágulos. 
  • Muévete Si has estado encamado por mucho tiempo, debido a cirugía u otros motivos, en la medida que te muevas más rápido serán menores las posibilidades de desarrollar coágulos. 
  • Haz cambios en tu estilo de vida Pierde peso, deja de fumar y controla tu presión arterial.  La obesidad, el cigarrillo y la presión alta aumentan los riesgos de trombosis venosa profunda. 

Usa medias elásticas  Si tu médico te las ha recomendado, úsalas.  Ayudan a prevenir coágulos de sangre en las piernas.