Aunque la pancreatitis no es del todo prevenible, algunos cambios en tu estilo de vida pueden reducir el riesgo de padecerla:
  • Evita el alcohol en exceso El abuso de alcohol es la causa principal de pancreatitis crónica y es un factor contribuyente en muchos ataques agudos. 
  • Deja de fumar El cigarrillo aumenta el riesgo de pancreatitis, especialmente si lo combinas con alcohol.
  • Limita la grasa  Ingiriendo una dieta rica en grasa aumenta los niveles de grasa en la sangre y el riesgo de cálculos en la vesícula biliar –ambos aumentan el riesgo de pancreatitis-.  Una dieta saludable está basada en vegetales y frutas frescos, granos enteros y carne magra, y limita las grasas, principalmente las saturadas como la mantequilla.