Cirugía General y Laparoscópica
 
¿Que es la Cirugía?
La palabra cirugía proviene del término francés “chirurgien” (gr. “cheir” mano, “ergon” trabajo).  Las primeras descripciones de procedimientos quirúrgicos (temas relacionados con heridas y la cauterización del cáncer de mama) aparecen en el Papiro Quirúrgico de Edwin Smith, considerado el documento científico más antiguo de la humanidad y escrito en el siglo XVII BC, en realidad una copia de un manuscrito egipcio originalmente escrito alrededor del 3000-2500 BC.
 
El paciente quirúrgico es aquél que requiere una cirugía -implica un diagnóstico preciso-.  Puede presentarse en una situación de emergencia (el o los procedimientos deben ser practicados inmediatamente o dentro de una hora, simultáneamente con medidas de resucitación; p. ej., aneurisma roto de la aorta, traumatismo toracoabdominal o cefálico,...); urgencia (la cirugía se practica lo más pronto posible luego de la resucitación, generalmente durante las primeras 24 horas; p. ej., obstrucción intestinal, perforación, fracturas mayores,...); programada (por no ser para salvar vida, la cirugía se practica en un plazo corto, generalmente dentro de 1-3 semanas (p. ej., cáncer, cirugía cardiovascular,...); y electiva (la cirugía es programada a conveniencia del paciente y del cirujano; p. ej., colecistectomía, herniorrafia, reemplazo articular,...).  En forma creciente, muchas cirugías se practican ambulatoriamente:  son admitidos poco antes del procedimiento y dados de alta pocas horas después del procedimiento; se utiliza en procedimientos con mínima repercusión fisiológica, baja complejidad anestésica y recuperación no complicada.      
              
El cuidado perioperatorio del paciente quirúrgico consta de tres fases -implementa una estrategia-:  (a) Preoperatoria, (b) Transoperatoria y © Postoperatoria. El preoperatorio tiene como objetivo identificar cualquier condición médica que constituya un riesgo  para desarrollar complicaciones (morbilidad) o morir (mortalidad) durante o después del acto quirúrgico (evaluación del riesgo) y corregir u optimizar cualquier enfermedad existente o detectada antes de la cirugía, situación que se extenderá durante y después del acto quirúrgico (cuidados perioperatorios).  El transoperatorio es la ejecución del acto quirúrgico con la participación del cirujano y del anestesiólogo y sus respectivos equipos humanos y físicos.  El postoperatorio es el cuidado del paciente después de la cirugía e incluye medidas generales (control del dolor,...), propias del procedimiento practicado (herida quirúrgica, drenajes, estomas,...), especiales (diabetes, obesidad, tromboembolismo, problemas pulmonares-renales-adrenales, inmunodepresión, edad, embarazo, infección,....) y el diagnóstico y tratamiento de cualquier complicación intercurrente; dependiendo de las condiciones, el paciente puede ser dado de alta no más allá de algunas horas después del procedimiento (ambulatorio) o recibir los cuidados en una habitación o en la unidad de cuidados intensivos.
 
¿A qué se llama acto quirúrgico?
El acto quirúrgico (período transoperatorio) inicia con la administración de la anestesia.  Luego, el cirujano, siguiendo principios básicos de técnica quirúrgica,  procede a practicar la cirugía que implica dos fases: (a) Abordaje y (b) Operación del órgano afectado. 
 
El abordaje o acceso es la apertura de la pared que delimita la cavidad donde está el órgano.    Puede ser abierto, a través de una incisión, o por acceso mínimo, que, a través de mini-incisiones (generalmente, 3-10 mm), coloca uno o más tubos (trócares) por donde se introducen una cámara e instrumentos.
 
El o los órganos operados son objeto de un procedimiento (excisión, corte,...) que puede requerir o no de una reconstrucción (anastomosis, colocación de injertos,....).  El cirujano puede ejecutar procedimientos auxiliares como la colocación de sondas intestinales y drenajes.

Completado el procedimiento, se proceder a cerrar (o suturar) las incisiones -por planos- o las mini-incisiones.
 
¿Quien es el Cirujano General?
El cirujano general es un médico que ha recibido un entrenamiento formal en cirugía en una institución docente médica reconocida por una Universidad y por la sociedad médica de la especialidad.  Durante su formación de unos 5 años, el futuro cirujano adquiere conocimientos y desarrolla habilidades adecuadas para tratar numerosas enfermedades que afectan todo el cuerpo o limitadas a diferentes órganos del cuerpo humano; a saber:  traumatismos, cáncer, quemaduras, estados de choque, infecciones, transplantes,…, así como enfermedades de la mama, glándulas endocrinas (tiroides, paratiroides y adrenales), tubo digestivo (esófago, estómago, intestino delgado, colon, recto, hígado, vesícula y vías biliares y páncreas), hernias, cirugía ginecológica, cirugía urológica, cirugía en niños, piel, cirugía plástica y cirugía del tórax.
 
Por lo general, las áreas que abarca un cirujano general son tubo digestivo, mama (senos), cuello (tiroides y paratiroides), vascular periférico (arterias y venas), pared abdominal (hernias) y piel.  Algunos desarrollan una subespecialidad o se concentran en ciertas áreas muy específicas.
 
CIRUGÍA ABIERTA
La cirugía abierta corresponde a los procedimientos que se practican a través de incisiones (heridas) largas que permiten la introducción de la mano e instrumentos relativamente de gran tamaño que son dirigidos directamente con la vista del cirujano.  Es la cirugía tradicional y única forma conocida de llegar al interior del cuerpo humano hasta que se desarrolló la cirugía por acceso mínimo.  La incisión es la vía de abordaje al sitio del cuerpo humano donde se encuentra el daño que el cirujano planea reparar.
 
CIRUGIA POR ACCESO MÍNIMO: Pasado, presente y futuro
La cirugía por acceso mínimo es la ejecución de una cirugía a través de incisiones muy pequeñas. 
 
Pasado
Desde principios del siglo XX comenzaron los intentos para ver el interior de la cavidad abdominal  en busca de enfermedades.  Se utilizaron instrumentos rígidos empleados por los urólogos para visualizar la vejiga.  Las limitaciones hicieron que durante las próximas décadas se desarrollaran nuevos recursos que facilitaran el procedimiento:  (a) Trócares duales introducidos a través de las pequeñas incisiones para permitir el paso del instrumento observador (laparoscopio) y de otro instrumento que permitiera ejecutar un procedimiento (por ejemplo, cortar una adherencia, tomar una biopsia,...) (1929); (b) Aguja de Verres para insuflar un gas dentro de la cavidad abdominal para distenderla (1938); (c) Aparato para insuflación de  gas que controlara automáticamente el flujo del mismo y la presión intra-abdominal (1960’s); y (d) Un lente rígido especial con mejor visualización y transmisión de luz hacia el interior del abdomen (1966).  Existía una gran limitación: sólo el operador y un asistente, a través de un visor adicional, podían ver y trabajar dentro de la cavidad abdominal.  Por tanto, la variedad de procedimientos que se podía practicar eran muy reducida.
 
Presente
En 1986 se dio el paso de la óptica a la videoimagen.  Mediante un sistema computarizado que interpretaba la imagen del laparoscopio y la convertía en señal de video de alta resolución observable en un monitor, la cirugía podía practicarse utilizando varios instrumentos a la vez que todos, cirujanos y asistentes, podían participar.  Nacía la videolaparoscopía operatoria.  En 1987 se practica en Francia la primera colecistectomía laparoscópica, constituyendo el evento del siglo que verdaderamente revoluciona el mundo de la cirugía.   
 
Las ventajas de la cirugía laparoscópica se hicieron obvias y motivó la gran aceptación del público: (a) Menos dolor y complicaciones;  (b) Mejor cosmesis; (c) Estancia hospitalaria más corta; y (d) Regreso a las actividades habituales al cabo de pocos días.
 
La cirugía laparoscópica ha pasado a llamarse cirugía de acceso mínimo, porque para entrar al cuerpo (acceso) requiere de sólo pequeñas incisiones (aperturas) y ya no sólo se limita a la cavidad abdominal.  Así, se están practicando muchos procedimientos como, por ejemplo, cirugía anti-reflujo gastroesofágico, extirpación de las glándulas adrenales o del bazo, corrección de hernias, apendicectomía, cirugías ginecológicas y torácicas, etc.  Continuamente se añaden nuevas cirugías, como las diseñadas para reducir el estómago en los obesos (cirugía bariátrica), que en la actualidad constituye un verdadero boom.  Paralelamente, otras especialidades han desarrollo métodos de acceso mínimo; p. ej., mini-flebectomías, procedimientos anti-reflujo gastroesofágico  y colocación de férulas (stents) biliares o pancreáticas por vía endoscópica, derivación porto-cava transyugular percutáneo por imagenología.
 
Recientemente se han dado a conocer las primeras experiencias en humanos de la cirugía endoscópica transluminal a través de orificios naturales (ingl NOTES:  Natural Orifice Transluminal Endoscopic Surgery), que  utiliza orificios naturales para acceder a la cavidad abdominal  a través de la luz de ciertas vísceras; por ejemplo, apendicetomía o colecistectomía por vía transgástrica.  Todavía se considera experimental.
 
Futuro
Gracias a la nueva tecnología, las demandas de cirugías que requieren mayor precisión del cirujano han motivado que se desarrollen nuevos recursos que permitan aumentar la capacidad más allá del límite humano.  Destacan la robótica, la telecirugía, la navegación quirúrgica y la realidad virtual aplicada a la cirugía.
 
Los robots son aparatos electromecánicos que realizan tareas específicas, complejas, precisas y controladas.  Pueden ser auxiliares al cirujano o bien ejecutar procedimientos comandadados desde una distancia remota (telecirugía), incluso desde un continente a otro.  
 
La navegación quirúrgica utiliza guías que mueven instrumentos dentro del cuerpo o dirigen rayos hacia el interior de lugares profundos del cuerpo -por ejemplo, del cerebro- para destruir objetivos específicos sin dañar tejidos vecinos.
 
La realidad virtual consiste en la creación por computadoras de un mundo artificial tridimensional con el cual el individuo interactúa.  En cirugía, se ha empleado para planificar cirugías y como método de enseñanza.
 
Todas estas innovaciones son refinadas continuamente.  Se predice que llegará el día en que las enfermedades que requieran cirugías complejas podrán realizarse sin necesidad de incisiones o practicarse en sitios geográficos recónditos o peligrosos como lo es el campo de batalla por robots controlados remotamente.
 
Consulta Otros Procedimientos:

 
Procedimientos Quirúrgicos
 
Cirugía general
  • Cirugía esofágica
  • Cirugía gástrica
  • Cirugía de intestino delgado
  • Cirugía hepática
  • Cirugía de vesícula y de vías biliares
  • Cirugía pancreática
  • Cirugía de colon y recto
  • Cirugía de apéndice
  • Cirugía de ano
  • Cirugía de hernias
  • Cirugía de tiroides y paratiroides
  • Cirugía de mama
  • Cirugía de adrenales
  • Cirugía de piel
Cirugía laparoscópica
  • Colecistectomía
  • Diagnóstica
          Ginecológica
          Oncológica
          General
  • Bariátrica
  • Esofágica
  • Gástrica
  • Hepática
  • Vías biliares
  • Apendicectomía
  • Colorrectal
  • Hernia
  • Esplenectomía
  • Adrenalectomía

Dr. José J. Asilis-Zaiter
Centro de Cirugía Plástica y Especialidades (CECIP)
Calle Moisés García esq. Dr. Báez (frente al Palacio Presidencial)
Consultorio #9, Primer Piso
Santo Domingo, República Dominicana
809 685 7520
info@JoseAsilis.com
Para citas y consultas llama a este número:
809 685 7520
Inicio    |    Procedimientos    |    Prevención y Salud     |    Preguntas Frecuentes    |    Info in English     |    Contacto    |    Antes y Después